La Nueva Generación

LA NUEVA GENERACIÓN,PEQUEÑOS EMPRESARIOS

La Nueva Generación, los niños no son el futuro, son un presente latente que requiere de una visión certera, de una ruta clara para construir una vida llena de aprendizaje y oportunidades para forjar futuros empresarios.

La Nueva Generación
La Nueva Generación

“Estudia, haz una carrera y consigue un empleo en una buena empresa”, eran las consignas de un futuro estable, al menos eso pensaban nuestros padres, marcando estas creencias como un camino inevitable para poder tener la vida esperada. Sin embargo, ésta no es una realidad. El mundo ha cambiado y la readaptación a estos cambios no solo resulta una opción, ahora es indispensable, si no se quiere sucumbir ante la incertidumbre, que te hace pender de un hilo ante cualquier inconveniente en la reingeniería laboral.

Tomar el camino del emprendimiento es una opción que puede lograr que nuestras metas sean alcanzadas de una mejor manera, aunque ésta no siempre resulte la más fácil. Emprender o formar parte del grupo de los empresarios, no solo es hacer crecer un negocio o una empresa, es tomar la responsabilidad, primero de nuestro propio camino y después ayudar a que otros lo hagan. Generar una cultura hacia el emprendimiento es primero romper los paradigmas y las programaciones de lo convencional.

Establecer una relación profunda con nosotros mismos, con aquello que amamos y los sueños que tenemos. Ser conscientes de que aquello que hagamos nos tiene que apasionar, tiene que hacer brillar nuestros corazones y tendremos que ser capaces de luchar por ello a pesar de todas las piedras que encontremos en el camino, ya que si nuestro único eje es el dinero, muy probablemente tiremos la toalla ante el primer descalabro. 

Para ser empresarios tenemos que enfrentarnos a muchos desafíos, y éstos inician con una lucha constante, primero ante nuestros sistemas de creencias, a la crítica (sobre todo de aquellos quienes nunca han emprendido nada), los financiamientos, la competencia, etc. 

La Nueva Generación
La Nueva Generación

Muchos de estos desafíos resultan desgastantes, desalentadores y si no estamos listos en todos los sentidos, caeremos en picada hacia el fracaso emocional y financiero. 

En perspectiva puedo afirmar, que si en la infancia hubiéramos contado con el conocimiento necesario para ser empresarios, la cultura laboral y empresarial se estaría contando de manera muy diferente. 

Y es justo por ello, que esta cruzada al emprendimiento infantil, nace justo de una conciencia de cambio, de una visión de un futuro que nos alcanzó hace ya algún tiempo. Sin embargo, estoy segura que si llevamos a la pequeña nueva generación de la mano del autoconocimiento, de la conciencia social y el cambio de paradigmas ante una verdadera educación financiera, estas generaciones no solo van a enfrentarse a situaciones enriquecedoras sino que van a cimentar el espectro empresarial mexicano de una manera fortalecida y consciente. 

Y para que esto se lleve a cabo tendremos primero que ser una generación de empresarios comprometidos con la nueva generación, la manera en la que nuestros productos y servicios impactan a los mercados, a nuestras sociedades y al planeta. Ser conscientes de que una cultura de emprendimiento nace y se gesta desde casa, fortaleciendo el luchar por nuestros ideales y sueños personales, ser conscientes que todo sueño es alcanzable si se construye desde el corazón y de la mano del conocimiento, experiencia y el hambre por aprender, hacer y a ser mejores cada día. 

La nueva generación, los niños no son el futuro, son un presente latente que requiere de una visión certera, de una ruta clara para construir una vida llena de aprendizaje y oportunidades, con la experimentación necesaria para enriquecer de una manera sólida, el nuevo futuro empresarial de México. RN

Puedes continuar leyendo nuestros artículo para emprendedores

Adquiere nuestra revista de para leer más artículos: Clic Aquí

Visítanos en Facebook y todas nuestras redes sociales: Clic Aquí

Deja un comentario