corporate meeting with females

LIDERAZGO COLABORATIVO, LA OPORTUNIDAD DE CRECER COMO MUJERES

El liderazgo colaborativo requiere de mujeres comprometidas, que estén dispuestas a sumar capacidades con una visión trascendente…

Liderazgo Colaborativo
Liderazgo Colaborativo

Ante la incertidumbre en los cambios del mundo, hoy más que nunca necesitamos mujeres líderes comprometidas con los cambios estructurales. Como mujeres también hemos dejado espacios vacíos, esperando que los cambios lleguen sin que nos implique salir de nuestra zona de confort, creemos que llegarán de arriba hacia abajo. Es más fácil culpar a otros que asumir la responsabilidad que nos corresponde. 

Un líder no debe estar para complacer o para motivar, la responsabilidad de un líder es lograr que el otro dé lo mejor de sí.

El liderazgo colaborativo requiere de mujeres comprometidas, que estén dispuestas a sumar capacidades con una visión trascendente, pero sobre todo, con una conducta apropiada. En momentos de crisis siempre es posible encontrar también “líderes oportunistas”, que solo trabajarán para satisfacer sus propios intereses.

Pero algo peor que una líder oportunista, es la apatía de los buenos ciudadanos, no hacer nada también es un acto de cobardía. Generar omisiones es sumarnos a la larga fila de personas que solo se quejan del sistema donde están.

Sí, digo que hacen falta líderes, hay una crisis de liderazgos propositivos, necesitamos más mujeres que inspiren, mujeres apasionadas, con un propósito claro de vida y dispuestas a enseñar a otras.

Hace falta asumir la responsabilidad de nuestra propia vida, de nuestras propias decisiones, asumir que somos seres que aprendemos a prueba y error. Hoy necesitamos mujeres comprometidas, dispuestas a escuchar, mujeres empáticas ante las situaciones de los demás, la indiferencia es una forma de violencia; la más peligrosa, la que permea en los espacios y lleva a la apatía.

Liderazgo Colaborativo
Liderazgo Colaborativo

Necesitamos líderes resilientes, más personas que se atrevan a ser dueñas de sí, a equivocarse, a levantarse, a continuar después de los fracasos. Necesitamos más líderes que prediquen con el ejemplo, las que abran caminos, las que inspiren con una vida en congruencia. Líderes que hagan la diferencia y ayuden a sus pares.

¿Qué hay que hacer?

Decídete hoy a ser el cambio que necesitamos. No hay metas grandes o pequeñas, hay necesidades que podemos apoyar a que sean cubiertas, en nuestra casa, nuestra ciudad, nuestro mundo.

Con un grupo de mujeres hoy diseñamos para ti, Mujer y Poder, un claro ejemplo de liderazgo colaborativo por encima de intereses particulares, donde la sororidad se convierte en el puente para ayudar a miles de mujeres latinas. 

Sueña en grande, equivócate en grande, conquista en grande.

smiley businesswomen discussing during meeting 1

Quizás te interese nuestro artículo: El liderazgo actual

Deja un comentario